martes, 27 de septiembre de 2011

UN NUEVO CAMINO



La nave 13 y la nave 11 tienen una nueva compañera. Hoy, por fin, hemos comunicado la tercera nave (la 9) con el resto. Este paso es mucho más que una puerta, es el inicio de un nuevo camino que estamos ansioso por empezar a caminar.

MONTAÑAS DE TRABAJO...



Se nos amontona el trabajo. Los proyectos se solapan, se multiplican y se complican. Pero podremos con todo. Somos muchos trabajando en una misma dirección, de un mismo modo y con una misma filosofía, así pues, el resultado sólo puede ser uno, el mejor.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

DÍA INTERNACIONAL DE LA PAZ



Por un mundo lleno de color.

ENHORABUENA



Triticum ha tenido nacimiento. Estamos muy felices, ya somos uno más.

Muchas Felicidades de todo el equipo para Karen y Xavier.

martes, 20 de septiembre de 2011

CAMBIOS



El tiempo nos esculpe el alma y es ésta quien transmite al exterior nuestro estado anímico.
El alma de Triticum está pletórica y eso se nota.
Su piel está tersa, sus ojos brillan y su pícara sonrisa esconde grandes secretos. Le apetece arriesgar, aventurarse, porque está segura de sí misma, de sus aptitudes, de sus posibilidades de triunfo. Y para ello necesita renovar vestuario, sentirse igual de especial por dentro que por fuera. Salimos de compras!

viernes, 16 de septiembre de 2011

PROYECTOS



Ilusionados, muy ilusionados. No sabemos hacer las cosas de otra forma.

martes, 13 de septiembre de 2011

MARTES Y TRECE



El 13 siempre nos ha dado fuerza. Hoy hemos ido a tope.... Como más nos gusta!

viernes, 9 de septiembre de 2011

SOLIDARIDAD



El ejemplo es la mejor enseñanza. Observar y aprender. Hay actitudes que no pueden explicarse, deben mostrarse con el ejemplo.

En Triticum buscamos personas, personas con principios, valores, inquietudes. Y detrás de ellas siempre hallamos un buen profesional, lo hemos comprobado, porque un oficio se puede aprender, una forma de ser jamás.

jueves, 8 de septiembre de 2011

COLABORACIONES



Estamos vendimiando.

Muy pronto nos iremos a L'Alt Empordà a recoger el fruto de las viñas Arché-Pagès, nuestros amigos y colaboradores. Allí encontramos una materia prima muy selecta, mimada día a día por Bonfill, que controla directamente la evolución de sus viñedos desde el inicio hasta el final. De ahí la calidad de su uva, de su vino, del diseño de sus botellas, de las impresionantes instalaciones de su bodega. Con él compartimos la pasión por el oficio, la inquietud gastronómica, y una curiosidad innata por la vida. Así pues, una sinergia perfecta.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

¿TODO VALE?



Vivimos en la era de la comunicación, de la publicidad (engañosa o no), de las redes sociales, de la vida hacia fuera. Parece que todo vale si conseguimos un fin comercial, una cuota de mercado o simplemente que se hable de una marca. Pero todo esto no es cierto. Con cada acción comercial se desatan unas consecuencias de las que debemos hacernos responsables, saber a qué hijo de vecino estamos pretendiendo quitar su pedazo de pastel. Y esta vez les ha tocado a nuestros admirados panaderos de barrio, los que cada mañana levantan la persiana de su negocio para poder subsistir con un oficio al que las gasolineras, entre otras, y ahora las grandes superficies les están quitando todo su oficio y su, ya de por sí, escaso beneficio. ¿Es necesario regalar barras de pan a 0,20 céntimos (por debajo de su coste) para vender más jamón? ¿Es necesario hacernos creer que nuestro panadero nos engaña al cobrarnos el doble por la misma barra de pan?


Quizá sea necesaria una reflexión colectiva y dejar de prostituir un producto al que muchos respetamos y amamos enormemente.

viernes, 2 de septiembre de 2011

SEPTIEMBRE



Inauguramos la recta final del año. Muy pronto estaremos organizando ferias, mostrando nuevos proyectos. En Triticum nos retroalimentamos de nuestros clientes, de nuestros éxitos, de nuestros errores, de nuestra I+D, de todo lo que nos envuelve. Estamos en un momento crucial, en el que la implicación de cada uno de nosotros es fundamental. Tenemos los ojos muy abiertos y las ganas de superación todavía intactas. En Triticum ningún día es como el anterior, cada mañana estrenamos ilusiones!