viernes, 8 de mayo de 2009

COMO DEBE SER



No lo conozco, pero lo admiro. Creo que es una persona que sabe combinar la humanidad con la profesionalidad. Encarna unos valores que en Triticum aplicamos con esfuerzo y tenacidad. Cuando se gestiona un proyecto y se dirige a un equipo es muy importante saber siempre hacia donde te diriges y con quien trabajas. No es fácil ser líder, saber dirigir y transmitir. Primero debes creer en el proyecto y después hacer participar a tu gente, hacer que crean en lo que hacen y disfruten con ello. Y sobre todo, que se consideren parte de ese equipo.
Si muchos empresarios nos lo aplicásemos, las empresas conseguirían tantos triunfos como parece que va a conseguir este equipo. Aunque lo importante no es lo que encontramos al final del camino, sino los valores que aplicamos al hacer dicho camino, porque jamás el final justifica los medios, y en cambio las maneras nos acompañan y nos definen día tras día.
A Josep Guardiola le dieron un poder que ha gestionado sabiamente y lo ha convertido en autoridad, un valor añadido que debe ganarse uno mismo.

2 comentarios:

Canyadesucre dijo...

Suposo que no deu ser molt dificil gestionar bé un equip si està ben avingut, però penso que tampoc ho podria fer qualsevol, per que qui està al davant i ha de respondre pels altres ha de ser una persona molt forta i tenir els objectius ben clars... no n'hi ha prou sabent les regles del joc com fan els àrbritres... s'ha de conèixer el joc també. Endavant Xevi Ramon i Josep Guardiola!

anna dijo...

M'agrada que hagueu posat aquest escrit. Ho trobo molt acertat.
Personalment, trobo que el exemple d'en Guardiola és molt válid en molts camps. El que més m'agrada és la seva humilitat, el seu bon fer, la seva claredat d'idees.
No el conec personalment, però penso que és així.
Tant de bó hi haguessin més persones amb aquest carisme.

Pastís d'estiu