viernes, 4 de diciembre de 2009

EL CELLER DE CAN ROCA


Ayer cenamos en El Celler de Can Roca. Un lujo. Todo fantástico, como siempre. Celebramos y conversamos. Joan, Josep y Jordi amabilísimos. Hablamos de pan, de gastronomía, de vinos, de futuros proyectos...
Tener clientes como ellos es lo que nos anima a seguir luchando. A cuestionarnos nuestro trabajo a diario, a buscar la perfección.